VIAJAR, COMER, DISFRUTAR …(y engordar….)

Después del gusto que venga el susto

 

Uno de los placeres de la vida que más disfruto sin duda es viajar…

Y confieso que viajo para comer…

Para probar, conocer sabores, culturas, comer casi con gula y sin culpa e inspirarme para cocinar.

Acabo de regresar de un viaje por Argentina y Perú, y llego no solo con 4 kilos de más, sino con unas ganas inmensas de empezar a poner en práctica lo que aprendí.

Leer Más