lucero vilchez cocina

¿TE GUSTA VIAJAR TANTO COMO A MI?

Les debía estos recomendados para los que me han pedido recomendaciones para
conocer Lima…

Nada nos llevaremos al irnos… Ni la plata, ni la ropa, el carro, la casa… Nada…
Sólo lo que hemos vivido: el amor que sembramos, las relaciones que nos hicieron felices
y los momentos …
Por eso, yo soy feliz viajando…

Cada vez que conozco algún pueblo, ciudad, costa nueva, lo que sea, lo disfruto y trato de
exprimirlo hasta lo último… Amo viajar y mi alma se llena cuando conozco nuevos
destinos, me inspira, me carga, me llena de amor por la vida y siento que con cada
destino mi mente y mi conciencia se hacen mas amplias y paradójicamente más pequeña
me siento y más consciente de que somos sólo una gota en el océano…

Mi último viaje fue al Perú: un país que amo por muchos motivos…que me sorprende y me
renueva.
Empezaré contándoles que nací en Lima, Perú por esas cosas del destino. Mi papá era de
Mendoza Argentina y mi mamá era de Buenos Aires (pero de Andes, en Antioquia).

Al casarse, mi padre recibió una oferta laboral en Lima que los llevó a vivir allá por un poco
más de 10 años. Allí nacimos las 3 hermanas. ¡No sé ellas, pero yo afirmo que soy paisa y
que nací en Perú de puro verraca!

Llevo 23 años viviendo en Medellín y trato de ir al Perú con frecuencia, y cada vez que voy
me sorprendo con la riqueza y variedad cultural de este país.

Les prometí algunas recomendaciones así que aquí van:

Para ir de Medellín a Lima, hay vuelos directos todos los días, que tardan cerca de 3 horas
en promedio y puedes encontrar ofertas hasta por menos de un millón de pesos ida y
vuelta.
Allí llegas al aeropuerto Jorge Chávez que está al Sur de Lima, en la provincia del Callao y
puedes tomar colectivo o taxi hacia tu hotel de destino.

Para mi Miraflores o San Isidro son los lugares ideales para buscar hotel por la facilidad de
desplazarse a pie o cualquier otro medio de transporte hacia cualquier lugar de la ciudad.
Hay un hotel que me gusta mucho: se llama Hotel Tambo 1 y queda en la Avenida La Paz.
Está a sólo 4-5 cuadras de Larcomar que es una especie de Centro comercial donde más
que tiendas de comercio encontrarás una excelente opción de restaurantes para todos los
gustos y es muy lindo porque queda justo frente al mar. De ahí puedes aprovechar a
caminar por todo el malecón de Miraflores, tomarte fotos en el parque del beso, ver el
faro, disfrutar la vista de toda la Costa Verde o tomar una bicicleta rentada y bordear el
malecón hasta Barranco que es otro de los lugares infaltables en Lima.

Antes tengo que recomendarles un par de sitios en Larcomar: para probar el clásico pollo
a la brasa peruano, está el Pardo’s chichen ¡Ufff…! la mayonesa es de otro mundo y el aliñito
del pollo es tan rico que no provoca parar. Pidanlo con chicha morada bien fría para
refrescarse. También en Larco Mar están los sanduches de La Lucha, el de chicharrón con
camote es buenísimo con un poco de salsa de rocoto ¡es para llorar de la dicha!

Ahora sí, vamos a Barranco que es el barrio bohemio por excelencia: allí encontrarán el
famoso puente de los suspiros donde Chabuca Granda se inspiró para inmortalizar el
famoso vals. Vayan hacia el malecón donde la vista es hermosa y si se animan a bajar
caminando por la bajada de los baños hay un montón de bares y sitios muy pintorescos y
deliciosos, pero mis recomendados en Barranco para comer son: Tito’s el Anticucho de
corazón con una Cristal bien fría o Inca Kola, Sanduche de Jamón del país con otra chelita
bien al polo en el legendario Juanitos en todo el parque. Mas abajo verán los sanduches
del Chinito con años de historia donde el sanduche de pavichon es una delicia con salsa
criolla.
Ahora el mejor restaurante al que fue en este último viaje se llama: Isolina y está ahí en
Barranco, hagan reserva, es informal, sirven en fuentes gigantes para compartir, un
ambiente casual y relajado y unos sabores que no se olvidan: yo me fui por la papa rellena
y el seco de carne, la próxima le dejo espacio al tacu tacu que se veía como de infarto.

¡Por la noche para bajar la comida, Barranco tiene unos bares hermosos con música en
vivo para disfrutar y brindar por la vida!

Al otro día, pueden ir al Centro histórico de Lima. ¡Es imponente! Su plaza de armas, las
catacumbas y el convento de San Francisco son paradas obligadas. ¡La arquitectura
colonial del centro de Lima es toda una invitación a disfrutar la historia de esta ciudad y
todo lo que hay a su alrededor! ¡Si encuentran una carretilla de emoliente prueben! ¡Es lo
que toman los peruanos para revitalizar y dar energía! ¡Hay unas combinaciones súper
exóticas!
A la salida del centro, los invito a que vayan a conocer el Convento de Santa Rosa de Lima,
conocer su historia y pedir un deseo en el pozo del convento. ¡Es un infaltable!

A estas alturas ya debe haber mucha hambre, así que les voy a dejar un listado de
restaurantes a los que podrían ir a gozar de comida peruana:

 

  • Punta Azul (el mejor cebiche que probé en este viaje y una parihuela que amerita siesta)
  • El rincón que no conoces
  • Las Brujas de Cachiche (tienen un bufete de almuerzo excelente y muy variado)

 

  • La mar (la trilogía de cebiches, el pulpo parrillado y pescado a lo macho)
  • Isolina (todo lo que pidan aquí es una delicia)
  • Maido (¡Inigualable! Los sabores, el servicio…la experiencia, todo. Hay que hacer reserva con mucha anticipación, pero el mejor de los 50 best)

 

 

  • Astrid y Gastón 9 (Aquí déjense llevar por el recomendado del capitán. Su ají de
    gallina y el tacu tacu con mariscos es muy bueno)

 

  • Tanta (la papa rellena y la causa son buenísimas)
  • Pescados capitales (los tiraditos están deliciosos y la jalea de mariscos es la locura)
  • Ache (una propuesta deliciosa e innovadora de sushis y la mejor sopa ramen de
    Lima)

 

  • San Ceferino (Cocina Italiana del mejor nivel. ¡El mejor carpaccio que he probado en mi vida y la pasta rellena es impecable! Podría ir todos los días)

¡Eso sí les digo, en cualquier lugar comerán bien en Lima! Son unos maestros cocinando y todo el mundo disfruta comiendo, así que encontrarán opciones para todos los presupuestos y seguro les irá bien en todas partes.

 

También me preguntan con frecuencia acerca de la mejor época para viajar, sobretodo
porque vale la pena ir también a Cuzco y Machu Picchu. El tema es el siguiente con el clima:
en Lima nunca llueve, pero hace un poco de frío de abril a noviembre más o menos. Es un
frío bastante tolerable y la ciudad toma un aspecto gris como melancólico. Nada que no se
resuelva con una buena chaqueta y un buen café o chocolate caliente con churros (por
cierto, en Larco hay un lugar llamado Manolo’s donde venden los mejores churros desde
hace como 50 años). En Cuzco y Machu Picchu hay época de lluvias para enero, febrero y
marzo que son justo los meses de verano en Lima, así que, si es por mi opinión, prefiero
los meses de mayo hasta septiembre para disfrutar Costa y sierra peruanas.
Este espacio se queda corto para contarles más acerca de este destino que amo, así que
con gusto voy a estar atenta a resolver preguntas o recibir comentarios.

Falta mencionar miles de maravillas que tiene este destino: Mágico y extraordinario.
Estoy pensando… ¿les gustaría para la próxima recomendación de México? Ese viaje por
México Colonial es una belleza!

También te podría interesar

Deja un Comentario