lucero vilchez cocina

TRES CUCHILLOS QUE NUNCA PUEDEN FALTAR EN TU COCINA.

El cuchillo es sin duda uno de los primeros instrumentos que nos habla de la evolución humana. Hoy en día encontramos en todo el mundo una gran variedad y les cuento, los japoneses y los alemanes son unos verdaderos maestros en la elaboración de estos.

Para cualquier cocinero son la herramienta más importante, y les confieso que amo mi kit de cuchillos, me encanta cuidarlos, afilarlos y organizarlos por tamaños.

Si te gusta cocinar y empiezas a aficionarte verdaderamente por la cocina, te recomiendo invertir en ellos. Finalmente los cuchillos son la extensión de la mano del cocinero.

Éstos son los tres cuchillos que nunca deben faltar:

 

 

 Cuchillo del chef:

Conocido también como cuchillo francés o cebollero, puede variar en tamaño pero en general es el que más se usa gracias a su versatilidad. Útil  para cortar, picar o rebanar carnes, verduras, pollo o pescados. Existen dos tipos: el alemán y el francés. No es que uno sea mejor que otro, es cuestión de gustos. El más popular del momento es el estilo Santoku japonés.

LUCERO VÍLCHEZ COCINA

 

 

CUchillo verdulero o puntilla:

Perfecto para pelar o cortar vegetales y/o frutas y en general ingredientes pequeños. Uno de los preferidos de los aficionados y los profesionales.

LUCERO VÍLCHEZ COCINA

 

 CUchillo sierra:

Para cortar pan, tortas, bizcochos y tomates, éste resulta uno de los cuchillos que más trabajo tiene a la hora de cocinar. Si consigues uno de sierra pequeño resérvalo sólo para cortar limones, ya que estos por su acidez  podrían estropear el filo.

 

Algo muy importante es el cuidado que des a tus cuchillos:

“cuchillo malo, corta en el dedo y no en el palo” dice un refrán popular, así que hay que mantener nuestros cuchillos en el mejor estado. Aquí unos breves consejos para cuidarlos adecuadamente:

 

 

lUCERO vÍLCHEZ cOCINA

 

Afila tu cuchillo con regularidad. Recuerda que la piedra afila y la chaira rectifica filo.

Guárdalo en un lugar seguro. Existen bloques de cuchillos o en su defecto destina un cajón solo para ellos y trata de tenerlos en su propia funda.

Lávalo después de usarlo con un paño suave y sécalo para evitar oxidaciones y desgastes.

La mayoría de los cuchillos se dañan por arrastrarlos en las tablas de corte, así que acostúmbrate a usarlos con suavidad.

Estamos listos para empezar a cocinar, poco a poco iremos completando nuestra colección de cuchillos y nos iremos especializando en sus usos.

Recuerda que no sólo los ingredientes y los utensilios que uses son lo más importante, también lo es el amor que pongas en lo que haces.

 

¡Choque esos cinco…!

También te podría interesar

Deja un Comentario